Croquetas veganas de calabacín

En esta imagen aparecen diferentes fotos del proceso de elaboración de la receta de croquetas veganas


La receta de hoy es una de esas recetas que los veganos más suelen echar en falta, ya que la receta tradicional lleva ingredientes de origen animal. Hoy os traemos una adaptación vegana que nada tiene que envidiar a la receta tradicional, vamos a ver cómo hacer croquetas veganas de calabacín.

Croquetas de Calabacín

Tiempo de preparación1 d 20 min
Tiempo de cocción15 min
Tiempo total1 d 35 min
Raciones: 20 croquetas

Ingredientes

  • 120 gramos Harina de trigo para la bechamel
  • 120 gramos Aceite de oliva virgen extra para la bechamel
  • 500 ml Leche de soja para la bechamel
  • 1 pizca sal para la bechamel
  • 1 pizca nuez moscada para la bechamel
  • 1 Calabacin mediano
  • 50 gramos Queso vegano tipo mozarella
  • 1 cucharadita Aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • cebolla en polvo
  • Harina de freír o pan rallado para emborrizar las croquetas

Elaboración paso a paso

  • Pelamos y picamos el calabacín en trozos muy muy pequeñitos, nosotros usamos para eso esta picadora. Una vez esté el calabacín picado lo reservamos.
  • Ponemos los 120 gramos de aceite de oliva a calentar, cuando esté bien caliente ponemos la harina, removiendo con las varillas se formará una especie de masa de color tostado.
  • Añadimos poco a poco la leche vegetal a temperatura ambiente sin dejar de remover y poco a poco irá espesando. Añadimos sal, pimienta y un poco de nuez moscada, cuando haya espesado retiramos del fuego.
  • En una sartén ponemos un poco de aceite y sofreímos el calabacín para ponerlo tierno, añadimos las especias y removemos.
  • Añadimos el calabacín a la bechamel y volvemos a poner al fuego. Removemos bien, añadimos el queso y mezclamos. Retiramos del fuego.
  • Ponemos nuestra masa de croquetas en una fuente o en un plato, dejamos que se enfríe bien, la tapamos con papel film y cuando esté bien fría la metemos en la nevera durante toda la noche para que la masa coja cuerpo.
  • Al día siguiente la sacamos de la nevera y con la ayuda de una cuchara cogemos porciones no muy grandes y le damos forma de cilindro, las pasamos por pan rallado o harina de freír y listas para freírlas, aunque puedes congelarlas y tener croquetas listas para freír en cualquier momento.
En esta imagen aparece un plato de croquetas veganas de calabacín


Las croquetas que son más famosas aquí en España son de pollo o de cerdo, y además para hacer el emborrizado de las croquetas se usa huevo por lo que no son aptas para una dieta vegana. Para hacer unas croquetas veganas sanas y deliciosas lo único que hemos hecho es cambiar el pollo por el calabacín, una de nuestras verduras favoritas, y para emborrizar las croquetas hemos usado harina de freír. Pensábamos que al usar esta harina las croquetas se iban a deshacer ya que habíamos leído que solía pasar, y es verdad que están un poco más blandas, son perfectamente comestibles. Estas croquetas vegetarianas además son perfectas para aquellas personas que tienen intolerancia al huevo o a la lactosa, ya que muchas recetas de croquetas incorporan leche para la bechamel y estas son croquetas sin huevo. 

Aunque nosotros hemos hecho las croquetas de calabacín las podéis hacer croquetas de verduras con vuestros vegetales favoritos o incluso para aprovechar esas verduras que teneis por el frigorífico y que están empezando a oxidarse. Otra versión muy rica y saludable de esta receta son las croquetas veganas de champiñones, otras de nuestras croquetas vegetales favoritas y de las que os traeremos la receta en breve. El tiempo de preparación en si no es muy alto, para tener listas nuestras croquetas veganas debemos tener un poco de paciencia, ya que debemos dejarlas reposar en el frigorífico durante una noche. Nosotros lo que solemos hacer es cada cierto tiempo hacer una buena tanda de croquetas veganas y congelarlas, de esta forma siempre las tendremos en el congelador listas para freír y tener una comida vegana preparada en poco tiempo. Otra forma de hacerlas que es algo más sana es hornear las croquetas en lugar de freírlas, lo único que al ir en el horno necesitarán un poco más de tiempo, pero si no tenéis prisa, las croquetas al horno veganas son más sanas que fritas y el sabor es igual de bueno.

Estas croquetas junto con unas patatas deluxe  y la salsa cheddar vegana se ha convertido en una de nuestras cenas favoritas. Además si ya tenemos las croquetas congeladas listas para freir u hornear el tiempo de preparación es muy bajo y podemos tener lista una cena vegana y saludable en poco tiempo. Sin más, os dejamos con la vídeo receta de estas croquetas veganas de calabacín. ¡Buen provecho!

Cómo hacer croquetas veganas

¿Quieres un e-book con recetas veganas para el verano? Totalmente GRATIS